ENTREVISTA A CLARA DE MASTERCHEF

Una enamorada de la cocina a baja temperatura y que siempre que puede nos visita, es la

crítica gastronómica y reputada chef Clara Pérez Villalón, cuya popularidad creció como la

espuma por su participación en Masterchef. En una de sus visitas a 65 Grados, aproveché para

hacerle una entrevista:

 

1) ¿Cuándo y por qué decidiste dedicarte a la cocina?

¡Fue casualidad! Estuve enferma un año y medio en casa, encerrada, y era el boom de los blogs

de recetas. Como en mi casa siempre se había comido muy bien y mi madre es una gran

cocinera y a mí me gustaba la repostería decidí empezar a escribir uno y así estar un poco

entretenida los pocos ratos en los que tenía algo de fuerza. A la vez se estrenaba Masterchef

en Estados Unidos con toda la repercusión mediática que tuvo y recuerdo decirle a mi madre:

“Cuando me ponga buena me iré a EEUU a participar en Masterchef”. Dicha afirmación en mi

estado era casi como un sueño pero al final descubrieron mi bacteria, me trataron y cuando

estaba en fase de recuperación surgió la posibilidad de entrar en Masterchef España. A partir

de entonces fue todo rodado, realmente nunca tuve que tomar una decisión, fue sobre la

marcha.

 

2) ¿Qué significó Masterchef para ti?

Masterchef me cambió la vida, siempre lo digo. Me hizo conocer un mundo nuevo en el que yo

ni me había planteado vivir y me presentó la oportunidad de dedicarme a algo que me gusta

mucho más que el Análisis Económico que es en lo que me licencié yo. Además disfruté

muchísimo, aprendí muchísimo e hice grandes amigos. Repetiría sin dudas.

 

3) Plato favorito

Es la típica pregunta a la que nunca sé responder. Digo con afirmación que soy mucho más de

salado que de dulce, me vuelven loca las croquetas, unas buenas albóndigas o la tortilla de

patata y cuando es mi cumpleaños siempre pido a mi madre que prepare calamares en su tinta

con arroz. Supongo que eso significa que me gusta la tradición y el guiso, pero bien hecho

siempre, que hay mucha diferencia. Soy muy de cuchara.

 

4) Comida que detestes

He comido de todo, literalmente. No tengo miedos ni escrúpulos así que lo pruebo con ahínco

para poder conocer. Eso sí, una vez probado nunca volveré a comer carne de caballo ni de

perro, y es raro el día que como foie, sólo si me lo ponen en algún menú degustación.

 

 

5) Tu receta estrella

Cuentan las leyendas que mi roscón de reyes está muy rico y tengo un amigo que es fan total

de mis albóndigas con tomate pero no sabría qué responderte. Soy tremendamente exigente

conmigo misma y nunca veo un plato 100% redondo, siempre creo que se puede mejorar.

 

6) Cuál ha sido tu mejor escuela en temas culinarios ¿?

La escuela de la calle, el aprender a marchas forzadas y el día a día de cocinas como las de El

Bohío y, sobretodo, Casa Marcial. He tenido la suerte de tener grandes maestros en los que

fijarme. Además de eso: estudiar cada día y practicar. Y comer en muchos sitios, claro.

 

7) ¿Es verdad que pones en práctica las recetas de tu madre?

Mi madre cocina muy bien, sus sabores me recuerdan a casa y a mi infancia y sabe muchos

trucos por lo que a veces le pregunto cómo hace ciertas cosas… o ella directamente me va

dando las pautas como si yo siguiera siendo pequeña; es entrañable, mi madre es mi ángel de

la guarda, sin duda alguna. Gracias a ella yo soy quien soy ahora mismo, le debo todo.

 

8) ¿En qué momento profesional te encuentras?

Creo que sigo en un momento de aprendizaje, de definición de lo que seré en unos años,

intentando absorber todo lo posible y con mil proyectos abiertos. Ahora mismo escribo para

diferentes medios, colaboro con bastantes marcas y audito y asesoro algunos restaurantes; no

paro, pero si no lo hago ahora… ¿entonces, cuándo?

 

9) ¿Mayor logro conseguido hasta la fecha?

No me gusta ponerme metas a largo plazo, soy muy de vivir el momento por lo que no tengo

en el recuerdo algo que haya conseguido y me haya puesto la medalla por ello. Quiero seguir

creciendo, quiero llegar a ser la mejor en lo que hago, y continuar más allá… así

constantemente. Eso es lo que me hace feliz, sentir que lucho día a día por ser una versión

mejor de mí misma.

 

10) ¿Planes pendientes?

Ahora mismo tengo una lista enorme de cosas pendientes por hacer, tanto gastronómicas

como no. Me gustaría tomarme un año sabático y viajar por el mundo, o conseguir dedicarme

más tiempo a mí misma y no sólo a mi faceta laboral. Me cuesta mucho robarle tiempo a mi

trabajo para dedicármelo a mí; por ejemplo últimamente tengo cada vez más la necesidad de

volver a montar a caballo, que antes lo hacía a diario 5 o 6 horas, pero ahora es impensable

conseguir ni siquiera una hora al día.

 

11) Sueño por cumplir

Si tuviese uno viviría en una frustración constante hasta que lo consiguiese por lo que prefiero

disfrutar del día a día y dar el máximo constantemente. Si tuviese que elegir uno

probablemente sería encontrar un equilibrio entre mi familia, mi trabajo y una estabilidad y

tranquilidad laboral; pero sé que hasta de eso me aburriría; me va la marcha.

 

12) ¿Cómo te definirías profesionalmente?, ¿y personalmente?

Soy un poco incasable, me gusta superarme cada día y soy muy exigente conmigo misma.

Bastante risueña, un poco volátil y tengo un carácter complicado porque puedo ser muy dura.

Eso se aplica tanto en lo profesional como en lo personal. Si separamos, profesionalmente soy

muy metódica y organizada, y personalmente soy esa niña que mi trabajo y mis ganas de

comerme el mundo me impiden ser.

 

De regalo, os dejamos uno de sus momentos más simpáticos de su paso por Masterchef 🙂

Shelly Ramírez Pino

Deja un comentario

- TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR -