INAUGURACIÓN RESTAURANTE EN MADRID

Tras algo más de año y medio, 65 Grados da el salto a la capital inaugurando su restaurante de Madrid, trasladando hasta el “epicentro del país” el sistema “fast good”, comida elaborada a baja temperatura, sana y deliciosa pero con ese componente de comida rápida que tanto demanda una gran ciudad como Madrid.

 

En nuestro obrador de Murcia, la comida se cocina a 65 grados durante largos periodo de tiempo (desde varios minutos para el pescado a varios días para algunos tipos de carne) de forma que cuando en el restaurante los clientes hacen el pedido, solo es cuestión de darle el acabado final. Los alimentos son envasados al vacío en bolsas de uso alimentario, posteriormente se introducen en unos hornos especiales a 65 grados durante el tiempo que requiera cada producto. De esta manera se obtienen una carne o pescado mucho más jugosos. La textura es única, el sabor es muy natural, se evita la deshidratación de los alimentos y la comida se digiere mejor.

 

 

Bastante más de 24 horas se llevó la preparación y arranque del restaurante madrileño, entre búsqueda del local, permisos, reclutamiento de personal, etc… Aunque abrió un par de meses antes, la inauguración oficial se hizo el pasado 25 de mayo, con una cena/picoteo degustación para amigos y clientes. El local de Madrid es cierto que tiene encanto, se encuentra situado en una zona (Avenida de Brasil número 6, local B) muy cerca del estadio Santiago Bernabeu, en una plaza para todos los públicos donde lo mismo cena una familia mientras los niños juegan en la terraza, que la gente con ganas de “movida madrileña” pueden ir andando a tomar una copa y mover el esqueleto.

El día de la inauguración lo pasamos fenomenal, fue la ocasión perfecta para probar todo tipo de especialidades de la casa, tomar un vinito y crear un buen ambiente de una reunión entre amigos. Desde las 8 de la tarde que empezó hasta bien entrada la noche, los invitados fueron alternando entre el local, la terraza y la plaza. Eso sí, todos con el estómago lleno.

 

 

 

 

 

Debido a su ubicación, el restaurante madrileño creo que tiene dos tipos de público bien definidos, por un lado el trabajador que tiene la oficina por la zona, ve en #65Grados el lugar idóneo para comer, ya que dispone de tres menús diarios distintos para el medio día o si lo prefiere con una carta muy amplia, precios muy competitivos y comida muy sana. Por el otro el de la persona que quiere ir a cenar a un sitio nuevo y diferente, que no está masificado y donde se come bien. Nunca entenderé a la gente que se queda una hora en la barra de un local esperando por una mesa, con la gran oferta de restauración que tiene la capital. En cualquier caso, para ir sobre seguro y no fallar, lo mejor es llamar y reservar.

Ahora que el verano ya llegó (de manera oficial, extraoficial lleva tiempo ya empujando), parece que el cuerpo pide alargar los días, salir de casa al terminar la jornada laboral y disfrutar. 65 Grados Madrid ya lleva un mes abierto de manera oficial, así que es el momento de ir para disfrutar y conocer el sistema “fast good”.

Una vez más, desde Murcia os doy mi visión sobre mis restaurantes favoritos. Terminando este post se me hace la boca agua, así que me voy a la Calle San Patricio, a 65 Grados Murcia.

Deja un comentario

- TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR -