El Restaurante de 65 Grados en Murcia se sitúa en el bajo del emblemático Edificio Guillamón, construido a principio de siglo XX, en el cruce de las calles San Patricio y Sol. Se trata de uno de los escasos ejemplos vivos de arquitectura modernista en Murcia. La arquitectura propia del local basada en arcos de medio punto de piedra desnuda constituye uno de los elementos icónicos del proyecto, que se ensalza con el resto del interior en blanco, hormigón pulido en el suelo, y un enorme jardín vertical en el paño mayor. El toque natural de la composición se obtiene complementando dicho jardín vertical con mosaicos de madera cruda combinada en diferentes tonos. El mobiliario complementa el diseño con mesas de madera y sofás estilo capitoné hechos a medida, e iluminación mediante lámparas de bola colgantes de manera aleatoria a modo de bosque.

Deja un comentario

- TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR -